martes, 4 de diciembre de 2007

Corona de grelos de repollo



Aquí estamos de nuevo después de una semana horrenda. Una semana que nadie le desearía ni a su peor enemigo. Mejor ya ni pensarlo.
..........
Esta receta la hice hace ya unas semanas. Coincidió que mi padre y yo (aprovechando que yo tenía libre) nos fuimos al mercado de Villagarcía de Arousa. Compramos un mogollón de verduras, pero hubo algo que nos llamó la atención y que decidimos probar: grelo de repollo. Se trata de la planta joven que renace del tallo una vez cortado el repollo. En mi zona no se suele preparar eso precisamente pero ya que nos dijeron que estaba rico y que lo probásemos, pues eso hicimos.
Esta receta la debería haber preparado realmente con repollo pero como estos grelos se que iban a estropear antes pues lo hice con ellos. La verdura de fuera se quedó de una textura delgadita y crujiente.
Ingredientes:
200 gr. de macarrones
300 gr. de grelos de repollo (o bien hojas de repollo)
10 gr. de alga wakame
1 pimiento rojo
4 yemas de huevo
50 gr. de queso rallado
3 cucharadas de nata líquida
sal, pimienta, aceite de oliva virgen, margarina
Preparación:
Lavamos el repollo y le cortamos el tallo grueso a todas las hojas. Reservamos las hojas más grandes suficientes para cubrir el fondo del molde y el resto las cortamos en tiritas finas. Escaldamos en agua hirviendo primero las hojas enteras y después las tiras, las escurrimos bien y reservamos.
Untamos el molde con margarina y disponemos las hojas de repollo de tal manera que cubra por completo las paredes y dejando además que sobresalga por fuera para después de meter el relleno poder cubrirlo.
En un bol batimos las yemas de huevo junto con la nata líquida, el queso rallado, la sal y un poco de pimienta negra.
En una sartén ponemos un chorrito de aceite y cuando esté caliente rehogamos el pimiento y las algas bien picaditos. Una vez sofritos, añadimos las tiras de repollo sal y pimienta y dejamos cocer unos 5 minutos sin parar de remover para que no se queme ni se pegue.
Cocemos la pasta al dente en abundante agua con sal. Después la escurrimos y la añadimos junto con las algas y las tiras de repollo a la crema mezclándola bien.
Extendemos el relleno sobre las hojas del molde y cubrimos con las hojas que desbordan de tal manera que cubra bien el relleno.
Metemos en el horno precalentado a 220 grados unos 20 minutos.
Cuando esté hecho dejamos reposar un poco y luego ponemos un plato grande encima y le damos la vuelta. Se sirve bien calentito.
................
Bueno, a partir de ahora, pasito a pasito hay que volver a la vida normal y en ello estamos.

7 comentarios:

Rocío dijo...

Hola, soy nueva en tu blog al que llegué de la mano de DeloKos, así que... una vegetariana gallega más ;)

Esta receta me llamó la atención, es muy peculiar tanto por la mezcla de ingredientes como por la forma, así que con tu permiso me la quedo para probar.

Un saludo desde Monforte.

Maxa dijo...

Pues no te creas, en mi zona al principio tan sólo conocía a otra vegetariana, pero al final debemos ser unos 15 (que yo conozca)y lo mejor, al resto de mi familia ya les voy inculcando que por lo menos una vez a la semana tienen que comer como yo. Mi marido se apunta casi siempre, lo malo es que pasa mucho tiempo viajando.
Saludos a Monforte. Mira por donde que también tengo amigos en Monforte, conocidos de mis tiempos estudiantiles por Santiago.
Unha aperta dende as Rías Baixas.

Rocío dijo...

Hoy he hecho esta original receta y el resultado fué exitoso :)

La combinación de pasta y repollo me llamó mucho la atención cuando leí tu receta y como soy una "curiosa" de la cocina hoy me puse con tiempo y... lo dicho, muy buena.

Grazas ;)

P.D.: La playa que tienes en la fotografía del blog ¿es la de A Lanzada?

delokos dijo...

Hola, Maxa...

Lo que tú llamas grelos de repollo se usan bastante en mi tierra de origen, en Lugo, donde se llaman xenos. En otras partes de Galicia también se conocen como bertóns.

Es una verdura exquisita, que me sorprende que hayas encontrado por nuestra zona; yo hace muchísimo que no la encuentro, a pesar de que cuando la encuentro, la compro, je, je... Tiene un sabor delicadísimo, como habrás comprobado, y da mucho juego en la cocina...

Una de las mayores exquiciteses es un caldo gallego hecho solamente con xenos, el "caldo de xenos"... si tienes ocasión, pruébalo que seguro te sorprenderá... es muy fácil hacer una versión vegetariana...

Un saludo...

Maxa dijo...

Rocío, efectivamente, la foto es de la playa de la Lanzada. Me alegro de que te haya quedado rica la combinación de repollo y pasta. Unha aperta a Mondoñedo.
Y Delokos, yo no conocía ni los grelos de repollo ni los xenos y mi padre tampoco, pero sí que he oído que es algo que se ve con relativa frecuencia en la zona del interior de Cambados. Por desgracia tampoco he probado nunca el caldo de xenos, pero todo se andará.

Rocío dijo...

Hola Maxa! De nuevo por aquí, comentarte que yo también los conozco aquí, en Monforte de Lemos (Lugo), con el nombre de bertóns y decir que si, que es una verdura muy fina. Vamos que no hace falta echar mano de una receta demasiado rebuscada para apreciar su sabor.

Unha aperta.

Maxa dijo...

Yo la verdad es que siento verdadera debilidad por los grelos de toda la vida, y esos incluso los siembro yo, pero reconozco que nunca se me había dado por estos. Si este año siembro (dependerá del tiempo que tenga libre) algún repollo ya sé lo que tengo que hacer.
Lo de bertóns creo que tampoco se conoce por aquí. No efectivamente, ni mi padre ni mi madre lo conocen y eso que no son del mismo sitio.
"Non te deitarás sen saber unha cousa máis", nunca mejor dicho.
Hai que ver lo cerquita que vivimos y las diferencias que hay de un pueblo a otro.