lunes, 20 de julio de 2009

I Romaría da Festa da Malla

El otro día asistí de pura casualidad a esta romería. Se celebró el día 4 de julio y con el éxito que ha tenido seguro que se va a celebrar durante muchos años.

Mi intención al acercarme a San Vicente (lugar donde se celebró y que se trata de una aldea que pertenece a O Grove) era otra pero toda mi familia estaba allí y me animaron.

El sitio escogido para celebrarlo fue Río de Ameirós (Os Campos), un lugar donde antiguamente las mujeres se iban a lavar la ropa. Tengo unos recuerdos muy bonitos llenos de nostalgia en ese lugar de cuando era pequeña.

En esta romería recobraron la tradición de lavar la ropa allí, pusieron puestos artesanales y puestos de varios oficios tradicionales (el herrero, el carpintero, el cantero...) además de haber puestos de comida. También había la opción de llevar la comida de casa, y por aquellas mesas abundaban las tortillas y empanadas.
Mucha gente estaba vestida de época, y en mi familia nos hemos puesto de acuerdo que el próximo año grandes y pequeños también lo haremos e iremos preparados para quedarnos allí todo el día.


video

Con esta fiesta pretendían rescatar la tradición de la malla existente en las zonas rurales. La malla consiste en la separación del grano (de trigo, cebada...) de la espiga, algo de lo que antiguamente participaban familias enteras. Mi padre dijo que cuando era pequeño también le tocó en una o dos ocasiones. Después ya todo se modernizó y esto fue desapareciendo.
La acción de la malla se hacía con la herramienta llamada manlle con el que golpeaban los manojos para separar el cereal de la paja.

Después las mujeres se encargaban de escoger el grano. Una vez limpio ya estaba listo para llevar a los molinos (aquí en O Grove existen varios pequeños) y triturar para hacer exquisitos panes.
video

La paja se amontonaba en unos montones alrededor de un enorme palo dandole forma de cono y se utilizaba posteriormente como forraje para alimentar a los animales.


Como todo el proceso de la malla y el amontonamiento de la paja duraba muchas horas, la gente se llevaba la comida que era compartida después allí por todos.
Perdón si la imagen no es muy buena pero es que me las he tenido que apañar con el móvil ya que me fui directa desde el trabajo y casi sin pensarlo.
Os animo a que el próximo año vengais.

2 comentarios:

Vilagonde dijo...

POis é a primeira noticia que teño, haberá que tomar nota.
O de ir de casa en casa, axudando ós veciños, non ai tanto que se estilaba. Fai 15 anos soíase ir, e comías algunha lambetada en todas as casas,, jejeej

Ro dijo...

Boas Maxa!

O único que sei do tema é o que me conta o meu pai cando era novo e ían a facer a malla para os veciños e logo estes axudábanos a eles tamén. Iso si que era compañerismo e axuda e non o egoismo e competitividade que hai agora... ¡que peniña!

Seguro que o pasaches moi ben nesa festa e si me apuras ata incluso botaches un baile ;)

Un biquiño!