martes, 13 de noviembre de 2007

Mousse de kaki

Se trata de un postre sencillo que puede sacar de un apuro a cualquiera.

Un compañero de trabajo me había regalado unos cuantos kakis de su cosecha ya que en su casa nadie los quiere, y ahora que empezaban a madurar y antes de que se estropeasen decidí preparar este postre. A ver que os parece.

Ingredientes:
2 kakis
200 gr. de queso de untar (tipo philadelphia)
50 gr. de azúcar
4 claras de huevo

Preparación:
Pelamos los kakis, los troceamos y ponemos en un bol. Añadimos el queso y el azúcar y trituramos todo bien con la batidora.

Por otro lado montamos las claras de huevo a punto de nieve.

Incorporamos poco a poco la mezcla del kaki, mezclando suavemente de abajo hacia arriba hasta que forme todo una mezcla homogénea.

Servimos en copas y metemos en el frigorífico un par de horas.



...................................


El kaki, caqui o palosanto es originario de la China. Se caracteriza por su sabor dulzón, pero también por ser rico en provitamina A (betacaroteno, que le da ese color rojizo) , vitamina C, potasio y por supuesto en glucosa. Según nuestro cuerpo lo vaya necesitando esta provitamina se convierte en vitamina A, que es esencial para la visión, el buen estado de la piel, los huesos, el cabello y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. La vitamina C ayuda en la absorción del hierro de los alimentos entre otras cosas.
Esta fruta posee un alto contenido de taninos que provoca su aspereza, la cual va desapareciendo con la maduración. Se consume cuando ya está bien maduro y con un llamativo color rojo.
Y para los que se quieren mantener jóvenes que sepan que es antioxidante, ;)